Blog Nuestras últimas noticias

Ritual de Belleza

Para poder llevar a cabo este proceso en perfectas condiciones, debemos aplicar los siguientes productos-

1. En primer lugar hay que aplicar un limpiador facial, que los hay en crema, leche, aguas micelares, espumas, gel, efecto exfoliante…todos ellos con excelentes resultados, pero ¡OJO! Ten en cuenta elegir el que mejor se adapte a tu tipo de piel. No uses un jabón normal porque no limpia tan profundamente y resecara tu piel.

También ten en cuenta que un limpiador facial no es un desmaquillante, por eso por la noche si vas maquillada, debes hacer un paso previo usando un desmaquillante para después usar el limpiador facial.

El mejor modo de aplicación del limpiador facial es tomando una pequeña cantidad en las manos, y si es un limpiador con detergente (piensa que hay muchos que son en aceites y no generan espuma) frótalo entre los dedos hasta que salga un poco de espuma o sobre una almohadilla de algodón o gasa y aplícalo sobre la piel.

La dirección de limpieza es desde el cuello hacia la frente con movimientos en forma de círculo. Repite cada vez que sea necesario. Después enjuaga la piel con agua hasta que se eliminen todos los restos de limpiador teniendo especial cuidado con las zonas difíciles. Seca la cara con una toalla fina mediante suaves toques.

2. En segundo lugar tenemos que usar el tónico que refresca la piel, cierran los poros y da una piel más radiante. Para que el tónico de su máximo rendimiento debemos aplicarlo humedeciendo un algodón con unas gotas de tónico y aplícalo en la cara con pequeños toques. Con esto  la piel esta lista para seguir con el ritual.

3. Ahora tenemos que aplicar el Serum, que es el paso previo a la crema, de la cual no  podemos prescindir porque el serum solo aporta propiedades específicas en mayor concentración (antiarrugas, luminosidad,…) pero no aporta hidratación como las cremas. Para aplicarlo es suficiente poner una pequeña cantidad en los dedos y aplicarla mediante un suave masaje hasta su total absorción.

4. Acto seguido se aplica el contorno de ojos (producto específico para esta zona ya que tiene unas características diferentes a las del rostro). Aplicar una pequeña cantidad dando pequeños toquecitos siempre de dentro hacia fuera.

5. Ahora es el momento para aplicar la crema hidratante o nutritiva dependiendo de si es de día o de noche. El proceso de aplicación ya lo explicamos en el anterior blog.

6. Por ultimo se aconseja usar la protección solar pero solo en la rutina de por la mañana. Aplícalo unos 30 minutos antes de salir en el rostro, cuello y orejas.

Las cremas específicas como las antiarrugas, acné, manchas, espinillas,…. Se aconsejan usar por la noche.

Existen más  tipos de cosméticos que los de esta rutina. ¿Cuáles son?

  • Exfoliantes- sirve para dar una suavidad instantánea y eliminar piel muerta.
  • Mascarillas- intensifican una acción específica (antienvejecimiento, hidratante…)
  • Peelings- una vez por semana o cada 15 días.

 

 

 

 

Related Posts